Te Ayudamos A Entrenar A Tu Perro

Adiestramiento canino, Entrenamiento canino -

Te Ayudamos A Entrenar A Tu Perro

Entrenar a tu perro

Podemos entender que tienes muchas dudas acerca de cómo entrenar a tu mascota de la manera más efectiva. El secreto está en demostrar a tu perro que será más ventajoso obedecer que no hacerlo.

En algunas ocasiones podemos cometer algunos errores y generar en nuestro perro todo lo contrario de lo que deseamos. Por ello, hemos preparado este artículo para darle algunos consejos sobre cómo entrenar a su perro, sin importar si ya es adulto. Sin embargo, existe más ventaja al entrenar un cachorro.

Lo primero a tener en cuenta es condicionar al perro a obedecer nuestras órdenes: hacer lo que se le está exigiendo. Por ejemplo, enseñarle a quedarse en un lugar, alejarnos y pedir que nos siga es un mensaje confuso y desobedecerá. En cambio, considere pedirle que se quede en un lugar, permanezca en esa posición y vaya aumentando el tiempo gradualmente, hasta que lo suelte para seguirlo. Siempre recompénselo con caricias, bocadillos o juguetes. Él debe asociar la recompensa al momento en el que es liberado o al recibir la señal u orden. Existen juguetes educativos que nos pueden ayudar en este proceso de entrenamiento.

Primer paso – “quieto”

Coloque el arnés o collar a su engreído y, en cuclillas o arrodillado a su altura, muéstrele el premio elegido. Tras ello, dele una señal como “quieto” y espere a que él se tranquilice y deje de moverse (requiere paciencia) hasta que comprenda que, cuanto más se mueva, más tardará en ganar su premio. Tan pronto logre se tranquilice, usted lo premiará.

Paso 2 - Párate y repite el comando

Párate y sujeta la correa de tu perro cerca de ti. Di “quédate” y tira uno de los premios o bocaditos a unos pasos de ti, esperando que tu perro se quede quieto. Luego, cuando esté tranquilo y quieto por un buen momento, acércalo al premio y dale una señal de aceptación, como una caricia o decirle “buen muchacho” antes de soltarlo.

Paso 3 – repetir el paso 2

Ahora arroje la recompensa un poco más lejos, así él tendrá que caminar hacia ella para obtenerla. Nuestro perros tienen la costumbre de seguirnos, por lo que no lo regañe si lo hace. Simplemente, camine mirándolo, repitiendo “quieto” y deje de caminar cuando se mueva. El afecto y la paciencia son los secretos del proceso, así que siempre demuestre que está haciendo un buen trabajo y que este es un momento divertido para los dos.

Paso 4 – paciencia.

Intente reemplazar los bocadillos con juguetes y, luego, con afecto y palabras de aliento. Así, repita los primeros tres pasos con estas nuevas recompensas, incluso usando más de una a la vez. Tan pronto como el perro esté obedeciendo bien este comando, ya puede presentarle otras indicaciones para que se quede sentado, se acueste, dé la pata, etcétera.

Es importante aclarar que, como con nosotros, cada perro tiene un tiempo de aprendizaje muy variable, así que sea paciente y no deje de entrenar a su perro si cree que le está tomando demasiado tiempo aprender.

Además, los cachorros entrenados a partir de edades tempranas tienden a aprender mejor que los cachorros adultos. Sin embargo, eso no significa que entrenar perros adultos sea imposible, ¿verdad? ¡Cualquier perro puede ser entrenado!

Nos vemos en una siguiente oportunidad.

¡Ohana es familia y tú ya eres parte de la nuestra!

Visítanos

Puedes visitarnos en nuestro local de San Miguel si deseas saber más sobre las bacterias de nuestras mascotas.

Puedes seguirnos en Facebook o Instagram.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados